Todo empieza por una venganza... Un nuevo trabajo, una nueva vida cimentada en la noche, un nuevo objetivo, la otra cara de su persona... Dinero, alcohol, drogas, sexo, hombres, stripper. Un mundo en el que nuestra potragonista estara metida solo y unicamente por una razón: Vengarse y encontrar la felicidad.















Muy Recomendada

miércoles, 19 de enero de 2011

"Vida Sin Luz" Capítulo 18: Primera Parte

(Marcos)
Con la mirada perdida en el horizonte del salón, mis pensamientos se ubicaban en un día y una hora concreta de cualquier lugar del pasado. Michelle sonriéndome, mostrándome que era feliz en aquellos momentos junto a mí, me hacían el hombre más afortunado de la tierra. Pensar en que esos recuerdos no podré volver a vivirlos, se me encogía gravemente el corazón. No podía pensar con claridad. Estar enamorado de ella y querer lo mejor, pero lo más doloroso, era la decisión más difícil que he tenido que tomar. Seguía reproduciendo la película en mi cabeza de aquella tarde en el parque, bromeando y felices. Imaginarme siquiera, no estar a su lado y no disfrutar de su compañía, me hacía arrepentirme de lo que acababa de decirle escasos minutos a Michelle. Muchas veces nuestro deber es lo contrario a lo que deseamos, y es malo que me esté ocurriendo. Puede que la solución sea seguir con ella porque creo o quiero convencerme de que lo mejor sea eso; por protegerla, pero por otro lado; pienso que la salvaría estando lejos de ella aunque me duela.
No sé cuánto tiempo estuve pensando y pensando en mi cabeza, pero para mí fueron como si pasaran las horas demasiado rápidas en la esfera de un reloj.

*****
Seguía empotrada contra el rincón de la cocina, teniendo al baboso encima y chupándome el cuello en el lugar más apartado de la puerta. Su mano tapaba mi boca y comenzaba a sudar. Era bastante asqueroso y estaba asustada. No sabía qué hacer, asiqué actué con lo primero que me vino a la mente: morderle la mano.
-          ¡Ah!- gritó sin apenas voz para no montar un escándalo. Aproveché y salí corriendo hacia la puerta, pero él fue más rápido que yo y averiguó mis intenciones velozmente.
Estiró el brazo y consiguió agarrarme de la cintura, y con una fuerza descomunal, intenté seguir adelante pero el ganó y me impulsó hacia atrás de vuelta al rincón.
-          ¡Ni se te ocurra volver a jugármela o tu noviecito sufrirá las consecuencias de tus actos, putita!- susurró con voz divertida. Aquello me enfureció mucho.
-          ¡Ni se te ocurra ponerle una mano encima, maldito…!
-          Pues mantén la boca cerrada, zorra- me interrumpió bruscamente.
Volvió a taparme la boca con su mano y siguió chupeteándome hasta que se cansó, por fin. No sé cuánto tiempo estuvo encima mío entreteniéndose con mi cuello y orejas, pero a mí se me hizo eterno.
Me miró y sonrió maliciosamente, como planeando algo en su cabeza. Yo seguía sin saber quién demonios era aquel tipo horripilante y asqueroso. Me hizo una señal con el dedo; indicando que estuviera calladita, encontrándome así más guapa.
Me arrastró por la cocina con su mano en mi boca. Me encontraba asustada y paralizada de nuevo. Salimos en silencio hasta el salón, lo que pude observar que Marcos estaba sentado en el sofá a espaldas de mí y con una posición de sumergido en sus pensamientos. Me dio por gritar, pero él no me escuchó y no emití sonido alguno. Intenté hacer ruidos con la voz, para ver si así reaccionaba. Cuando ya lo creí perdido, pues nos dirigíamos hacia la puerta de salida, grité todo lo fuerte que pude. El delincuente se movió más deprisa por los nervios. De repente, Marcos se giró sobre sí mismo y con cara de alucinado salió corriendo en dirección hacia mí. Agarró fuerte de mi brazo y tiró hacia él con todas sus fuerzas, consiguiendo que me zafara del agarre del agresor y entrara rápidamente en casa, pues estaba traspasando ya la puerta y a punto de perder a Marcos de vista. Éste cerró la puerta con llave y me sentó en el sofá donde minutos antes él estaba sentado. Me sentía en estado de shock, pues tenía los ojos abiertos como platos y respiraba agitadamente. Observaba a Marcos moviéndose nervioso de un lado para el otro con gesto pensativo. Vi que descolgó el teléfono, lo que supuse que estaría llamando a la policía. Después de unos minutos, Marcos se acercó a mí y me habló en un tono suave y tranquilizador.
-          ¡Cielo, túmbate y descansa!
No le respondí, pero aun así, él me tumbó suavemente en el sofá, trajo una manta y un cojín y me los colocó de manera que yo pudiese dormir. Sin darme cuenta caí en un profundo sueño.

*****
(Marcos)
No pude creer lo que veían mis ojos cuando desperté de aquel ensimismamiento en mi cabeza. Observé por un momento a Michelle medio tumbada, con los pies arrastrando y la cara aterrorizada, en la cual, aquel tipo la llevaba tapándole la boca. No podía creerme que si no me llegase a enterar, podría haberla secuestrado delante de mis narices y yo sin darme cuenta. A saber qué la podría haber hecho. Menos mal que me percaté a tiempo y porque ella hizo ruido. La he dejado recostada en el sofá para que descansara, pues ha sufrido emociones fuertes y yo estoy en proceso de asimilarlas. He llamado a la policía para que viniera enseguida y poder denunciar aquel suceso. No paraba de moverme. Estaba preocupado por la salud de mi princesa. Si la dejo en estos momentos, sufrirá más sin mi protección que con ella. Estando a su lado podré cuidarla y tratar de que no le pase nada, pero no volveré a hacer que regrese a la oficina ni volveré a dejarla sola en ningún momento. Cuando quise enterarme, Michelle estaba dormida profundamente, pues su respiración se tornó acompasada.
Decidí comer algo y dejar algo preparado para cuando Michelle se despertara. Hice tiempo en lo que llegaron los agentes de la policía. Les expliqué lo sucedido en la cocina basándome en la lógica, pero creyeron adecuado despertar a mi novia para aclarar la situación. Les convencí para posponer la denuncia hasta que ella se levantara y se encontrase mejor para testificar. Ellos accedieron a regañadientes y se marcharon.
Descolgué el teléfono y marqué el teléfono de alguien que quería que estuviera en casa al llegar de la comisaría con Michelle.

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. a kien llaman?
    xq la intentan secuestrar?O_O
    yo kiero saber..¬¬
    asike el proximo capi ya em!!
    me encanta un besito!^^

    ResponderEliminar
  3. jajajajajaja a kien llama... ya se sabrá
    Pork la intenta secuestrar.. ya se sabrá tambien mas adelante!!!! y trankila k el siguiente prontito!!!! Gracias por comentar wapi!!! y me alegro que te guste!! Un besito!!!

    ResponderEliminar
  4. jajaj genial mi niñaaa merece la pena que tardes en escribir xD me encanta el capi y ves la gente ya te reclama el proximo xDD pero no te preocupes k la siguiente tenog k escribir yo asik no pasa nada xk te demores xDDD tq guapaa

    ResponderEliminar
  5. ahhhhh!!!!!!!!!!!!! siento n haberlos leido antess peroo he estadoo ocupadaa, q capitulazooo Beitaa, m encantaa muxisimooo, es geniall cm llevais entre las dos la historias xDDD, os seguiree cm siempree heee!!!!!!!! aunq tarde en leer, besitoss os keroooo!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. jopeé !! Tanto me he perdido ?? Que marcos intenta secuestrar a michelle ?? O________O
    Sigo leyendo. *Comienza el programa de petacion Sondra. Otra vez*

    Momobesos de peluche ♥.

    ResponderEliminar