Todo empieza por una venganza... Un nuevo trabajo, una nueva vida cimentada en la noche, un nuevo objetivo, la otra cara de su persona... Dinero, alcohol, drogas, sexo, hombres, stripper. Un mundo en el que nuestra potragonista estara metida solo y unicamente por una razón: Vengarse y encontrar la felicidad.















Muy Recomendada

lunes, 20 de septiembre de 2010

"Vida Sin Luz" Capítulo 8 : Primera Parte

Capítulo 8

Soraya se despidió de mí a medio camino. No dejaba de pensar en aquel beso, en la conversación con mi amiga... Por una parte, ella tenía razón; estoy siendo dura con él, pero por otra parte, no quiero volver a sufrir por los hombres. Demasiado he sufrido ya con lo de Joseph.
Entré en casa y me dejé caer en el sofá durante unos minutos para relajarme y dejar claras mis ideas. Suspiré fuertemente. Eché la cabeza hacia atrás y cerré los ojos, sumergiéndome en mis pensamientos. Volví a recordar ese beso. Me estremecí de nuevo por imaginarme el contacto de su boca con la mía. Con mis dedos toqué mis labios, como si me ardiesen al tenerlo reciente. Otro suspiro. No entiendo porque estas cosas me pasan a mí. A veces desearía ser una persona horrenda y con la cara deforme; hoy es una de esas veces. Comencé a sentir una punzada en mi estómago cuando recordé la cara de angustia de Marcos. Esto me está afectando considerablemente.
Me levanté y me dirigí hacia la cocina a prepararme algo para cenar; aunque no tuviese mucha hambre. Abrí la nevera y bufé; no tenía muchos alimentos y debería ir a comprar un día de estos. Con un nudo en mi estómago y viendo una lechuga, decidí hacerme una ensalada mientras veía la televisión para desconectar de mis problemas; si es que se podían llamar problemas. Después de media hora metida en la cocina para picar todo tipo de ingredientes; cogí mi bol, un tenedor y me crucé de piernas en el sofá. Comencé a hacer zapping y en cada canal ponía una cara más aburrida que la anterior. Al rato de ver todos los canales; que ya eran bastantes, me decanté por una novela donde todos lloraban en un funeral. Lo poco que capté fue que se había muerto una chica joven al caerse por unas escaleras y decían que alguien la había empujado. Seguro que la culpable fue alguna que querría quitarle a su marido, al que ésta no amaba. Terminé de cenar y llevé el recipiente a la cocina. Al volver me sonó el móvil. Pensé que sería Soraya para convencerme de que perdonara a Marcos, o simplemente para echarme la bronca o decirme que tal estaba.
“Hola guapa. No quiero agobiarte. Ya sé que quedamos en vernos el lunes pero no puedo soportar no saber de ti. De verdad, perdóname; te lo suplico. Besos. Marcos”.
Por más que quiera huir de los agobios y los problemas, éstos siempre me perseguirán. No sabía si contestarle al mensaje o esperar hasta mañana. No comprendía si el que Marcos me quisiera, supondría un problema para él, para mí o para el trabajo. Aunque haya hablado con Soraya, aun no estaba convencida de perdonarlo; y si fuese así, no le miraría con los mismos ojos. Lo nuestro no podía ser. El simple hecho de que alguna empleada se entere de que tengo algo con mi jefe saltará los rumores de que estoy por interés, de querer ascender o cualquier otra invención de las envidiosas de la empresa. Suspiré mientras me pasaba las manos por el pelo y cerraba los ojos. Necesito dormir y mañana seguramente lo vería con otros ojos. Apagué la televisión, cogí el móvil y me dirigí a mi dormitorio. Me senté en el borde de la cama y me quedé quieta por unos instantes mirando mi teléfono. No me quitaba la imagen del beso por más que lo intentara. Dejé el aparato en la mesilla y me tumbé. Cogí aire para relajarme mientras estiraba mis brazos y mis piernas por todo el espacio de mi cama. Cerré los ojos. Me intenté tranquilizar y tomarme las cosas con calma.
Estaba en mi lugar de trabajo; como siempre, pero esta vez las cosas estaban diferentes o yo me sentía diferente. Me dirigí al baño para hacer mis necesidades pero justo cuando iba a entrar en el urinario, Marcos apareció de repente.
- ¿Qué haces aquí?- pregunté entre asustada y cabreada por invadir mi intimidad.
- Shhh. Déjate llevar- me susurró.
Cerró la puerta y me hizo apoyar en ella. Acto seguido, juntó su boca con la mía. Yo ni me resistí. Por una vez, le haré caso y me dejaré llevar. Aun así, tenía una lucha interior con mi subconsciente. Mientras me besaba urgentemente pidiéndome más, yo no hacía mucho; aunque si le correspondía el beso con la misma ansiedad que él. Luchaba en mi interior lo que estaba bien y lo que no. Lo que era correcto y lo que deseaba. Con los remordimientos casi aflorando en mi interior le agarré del cuello y le besé ferozmente. Él me apretó más a la puerta. Le notaba las ansias en el cuerpo; las mismas que las mías. Lo negaba siempre pero dentro de mí sentía algo muy fuerte y no sabía si era deseo, amor o simple pasión hacia él. Comenzó a quitarme la chaqueta del uniforme y me la tiró al suelo. Yo no le dije nada, estaba demasiado ocupada en otras cosas. Seguido, empezó a desabrocharme torpemente la blusa al sentir, aún más, las ansias de tenerme. Con cada botón que desabrochaba, yo más me excitaba. El mero hecho de pensar que Marcos, mi jefe; me viera desnuda, mi cuerpo subía la temperatura exageradamente. Cuando terminó, la abrió para tener mejores vistas y yo ahí me derretí. Me quité la blusa y la lancé en la misma dirección donde se tiró la chaqueta. Él recorrió con la mirada, a la vez que con la mano, el contorno de mi cuerpo.
- Eres perfecta, Michelle- susurró entrecortadamente por el deseo.
No quería saber lo perfecta que era porque ya lo sabía, y me lo habían demostrado más de uno; lo que significaba que quisieran solo sexo por mi físico. No hice caso a sus palabras y le volví a besar ansiosamente, como si no lo fuese a ver más. Se desprendió de mis labios para adentrarse en mis pechos. Yo gemí por el contacto y por los movimientos de su lengua en mi pezón al bajarme un poco el sostén. Él se desabrochó el cinturón mientras me volvía a besar. Eso me excito aún más si cabía. Luego se bajó los pantalones con el botón quitado y con los pies se lo terminó de sacar, echándolos hacia un lado y juntándose con mi ropa. Deslizándose con pequeños besos a mi tripa, yo aguanté la respiración por el placer que sentía en ese momento. Desabotonó lentamente mi falda pero sin moverla para quitármela. Metió las manos por dentro y me quitó la braguita que llevaba, delatándome que estaba muy excitada. Me imaginé la escena por un momento como si fuera otra persona. Yo, acalorada. Empotrada contra la puerta, con sujetador y falda pero sin ropa interior por la parte de abajo. Él con la camisa, con la corbata medio desabrochada y en bóxer. En un instante se me pasó todo tipo de pensamientos y sensaciones, entre gracioso y el sonrojo. Mientras pensaba en la escena, Marcos no paraba de besarme, acariciarme y encenderme más. Me levantó las piernas para sujetarme en su cintura. Su miembro rozaba mi entrepierna, lo que hacía que subiera más los grados en mi cuerpo y soltara algunos gemidos. Se deshizo de los calzoncillos y pensé en sentirlo dentro de mí. Parecía que me leyó el pensamiento porque se colocó para comenzar a penetrarme.
Abrí los ojos de repente. Me incliné sobresaltada y empapada en sudor. Estuve unos instantes con las manos apoyadas en el colchón detrás de mi espalda y teniendo goterones recorriendo velozmente mi frente. Apreté los parpados y me maldije por tener un sueño erótico con Marcos. Salí de la cama y me fui al baño a despejarme un poco. Abrí el grifo y me lavé la cara con agua fría; lo necesitaba. El sueño era tan real que hasta sudé. Bufé y maldije todo lo que me estaba pasando. Esto me estaba trastornando. Me sentía como me siento ahora; incluso más confusa aún. No estaba bien. Tener cualquier relación más allá que lo estrictamente profesional estaba fuera de mis principios y de lugar. No saldría bien fuera como fuese. Suspiré demasiado fuerte, tanto que empezó a dolerme el esófago. Me maldije a mí misma por hacer esa brusquedad. Al volver al dormitorio, miré la hora en mi despertador. Eran aún las tres de la madrugada y quedaba mucha noche por delante. Quien me dice que no vuelva a soñar otra vez lo mismo, o peor, comenzando desde donde me desperté. Me relajé nuevamente como lo hice antes de dormirme. Pensé en mis días que viví con mi vecina, que fue como mi segunda madre. Las veces que me llevaba al parque a comer mi helado preferido; chocolate con nueces. Se me hacía la boca agua nada más pensarlo. Las veces que me ayudaba a levantarme cuando me caía de la bicicleta. Cuando me ayudó en los estudios, a sacarme el carnet de conducir; que aunque no tenga coche no significaba nada. Algún día me compraré uno. Nunca he dejado de practicar, pues ella me deja el suyo cuando voy a verla al pueblo y me manda hacer recados; como ir al mercado o al pueblo de al lado, que hay más tiendas que en el suyo. Sin darme cuenta me quedé dormida.

10 comentarios:

  1. uuff k decirte pequeñaa que aces untrabajo alucinanteee!! mira mas dejao hasta mi intrigada yso k ya se como sigue la segunda parte muahaghaha tengo ventaja xDD lo as ech genial me a encantado ste capi tiaa jeej sigueasi la gente te va matar jajajaja tqqq

    ResponderEliminar
  2. cariño, si la gente m mata eso es buena señal!!! xD te kiero mucho yo tb!!! xDDD eso de un trabajo alucinante.... m sacas los colores!!!xDD no es tan alucinante!!!!xDD tu si tienes ventaja, pero pork tb eres la escritora asik no des envidia a los k no lo saben!!!! jejejeje!!
    P.D.: si me matais no sabreis la siguiente parte, jijiji!!! ahora si k soy mala, jajaja!!! besos cristina, te kieroo!!!

    ResponderEliminar
  3. *_* me encanta el capitulo aunk espero la segunda parte ya eh señoritaa ¬¬
    besitos teeeQ!!^^

    ResponderEliminar
  4. Pronto estará el siguiente!!! entre mañana y pasao!!! ^^ besitos teQQ!!!

    ResponderEliminar
  5. Geniaal chicaas !!!!
    Mee encantaaa xD
    Un besazo guapisisisimas :D

    ResponderEliminar
  6. madre miaaaa!!!!
    esta niña, calienta el ambiente, pa despues ablar d la vecina dl pueblo jajaja ta muy bn eso jeje
    me a encantado el capi!!
    se os kiereee, un besazo

    ResponderEliminar
  7. me encantaaa!! esta perfecto :)
    pero k sueño a tenidooo jejeje
    sigue asi wapisima bss tQ

    ResponderEliminar
  8. Gracias por comentar chicas!!!! os kiero mucho!!! espero que la segunda parte os guste tb mucho!!! no tardare mucho en subirlo!! supongo k mañana ya estará subido!!!! un besazo a todas!! muaks, os kero!!!

    ResponderEliminar
  9. BEAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!! te matóoooo pero vamosss yaaa, cm m haces esooo, yo pensand q eraaa de verdaddd y resultaaa q la Michelle estaba soñandoooo!!!!!!! por dios estas cosas ns hacen q me da algoooo xDDD tq wapaaaaa aunqqq te matéee tq jajajja,.
    A ti tb Criss jejej XDD

    ResponderEliminar
  10. jajajajjaja anda manoliii si en el fondo lo hacemos pa que sigais leyendo con buena intencion. trankila k pronto puede k su sueño se haga realidad =) gracias guapaa me alegro k tehaya gustado si esk bea lo ace genial ejjeej bss tq

    ResponderEliminar