Todo empieza por una venganza... Un nuevo trabajo, una nueva vida cimentada en la noche, un nuevo objetivo, la otra cara de su persona... Dinero, alcohol, drogas, sexo, hombres, stripper. Un mundo en el que nuestra potragonista estara metida solo y unicamente por una razón: Vengarse y encontrar la felicidad.















Muy Recomendada

martes, 17 de agosto de 2010

"Vida Sin Luz" Capítulo 2 : Primera Parte


CAPÍTULO 2

Bajé del metro y me dirigí a mi puesto de trabajo; en el hotel más lujoso de Madrid llamado Hotel Sieteislas. No estaba muy lejos pero había que andar un trozo igualmente. Cuando llegué, entré en un cuarto pequeño. Era el cuarto de la limpieza y solo entraba los utensilios para dicha actividad, asique me cambié como pude. Terminé; metí mi ropa en la misma bolsa donde tenía guardado el uniforme y me la llevé a la taquilla. No me gustaba dejar la bolsa en el cuarto, no siendo que desapareciera. Me puse a trabajar. Mi trabajo consiste en atender llamadas, dar las llaves a los nuevos huéspedes e informar de viajes y rutas, pero esta vez estaba diferente. No paraba de darle vueltas al mensaje de Joseph. Llevábamos poco tiempo saliendo y aun no hemos tenido relaciones sexuales; no porque no lo deseara, sino porque quería sentirme segura de que esta vez si iba a funcionar. Mis otros novios, nada más hacerlo conmigo, me dejaron. Eso sí, tardaron una semana en dejarme, para que no sospechara. Me quedé hecha polvo y no quería sentirme igual. Con el mismo pensamiento durante toda la mañana, llegó el fin de mi turno. Hoy terminé a las tres ya que vino mi sustituta para recuperar horas. Cogí la bolsa y me volví de nuevo al cuarto. La próxima vez me cambio en el baño, era muy incómodo. Cuando terminé, lo metí de nuevo en la bolsa. Salí y ahí estaba él. Joseph. Era bastante guapo, por lo menos para mi gusto. Hoy parecía que vestía diferente o eso era mi impresión. Llevaba unos pantalones finos, de traje; con una camisa blanca y una corbata negra, del mismo color que los pantalones. El pelo lo llevaba revuelto, casi diría que sin peinar, lo que le hacia un toque muy sexy. Él es moreno, con ojos azules. Labios finos y carnosos con una nariz grande, recta y terminada en punta. La nariz le hacía más sexy. Estaba apoyado en el asiento de su gran moto marca Thruxton de color negro y alargada.
Caminé con velocidad pausada a causa de los tacones del trabajo. Mis pies estaban destrozados y solo quería llegar a casa para descansar. Cuando llegué a donde Joseph, él me agarró de la cintura y me acercó más a su cuerpo, haciendo que encorvara mi espalda. Yo automáticamente le agarré del cuello y me besó apasionadamente, con más sentimiento que otros días y eso me dejó preocupada; haciendo que recordara el mensaje de esa mañana. Me incorporé y él me dio otro beso, pero más casto. Estuvimos hablando sobre que tal el día y me dijo que me invitaba a comer. Nos montamos en su moto y me abracé fuerte a él. No me hacían mucha gracia las motos, pero tengo que reconocer que da una sensación de paz y libertad. El camino se me hizo bastante corto, o eso creo. Bajamos de la moto y vi que estábamos en la puerta de un restaurante, pero no cualquiera. Era el restaurante más lujoso de Madrid, llamado Restaurante Jhambala. La puerta era de cristal, ocupando toda la fachada de la entrada. Se abría mediante sensor de movimientos. La puerta tenía letras pequeñas de color verde con un poco de sombras, en diagonal. Dentro se veía un ambiente tranquilo y romántico. Lucia un toque rústico y como si se estuviese dentro de un bosque, pues la luz era tenue; de color verde con mesas color marrón, a juego con la decoración de pequeños troncos de árboles. Entramos y esperamos a que el caballero de traje y pajarita nos atendiera. Me fijé en el ambiente. Era precioso. En la entrada se ubicaba una mesa blanca en la parte izquierda, junto a la pared con unas velas. De fondo hay un descansillo con sillas para acomodarse y esperar. Salió el camarero y nos llevo al comedor, que estaba a mano derecha. Nos llevó a una mesa apartada para dos. Las mesas eran de color negro, a juego con las sillas; pero tenía en el asiento y en el respaldo unos cojines de color blanco. Me estaba quedando alucinada, pues la decoración era preciosa. Las columnas parecían botijos por las formas ovaladas y toques andaluces que aparentaban. Eran de color blanco también. En las mesas tenían dos papeles, haciendo de mantel para los comensales de color verde. Las servilletas eran de color naranja y había tres cubiertos en cada lado. Observé que al fondo del comedor había otra salita; donde divisé sofás y camas para relajarse. Había una especie de chimenea en la pared del fondo, donde alumbraba la estancia de las camas y los sofás aparte de las luces tenues de color verde. Estaba decorada por cajas negras y cachimbas de varios colores. En el comedor, presidia velas en cada mesa; velas azules cielo.
No podía creerme que Joseph me hubiera traído a un restaurante tan lujoso y romántico. Nunca me había invitado a un lugar tan caro; seguro querría hablar de algo bastante importante para él. Se acercó el camarero y trajo la carta, sacándome de mis pensamientos. Joseph levantó la mano y el camarero vino deprisa, inclinándose hacia mi chico para prestarle atención.
- Tráenos una botella del mejor vino que tengas- comenzó hablando al camarero y terminó mirándome con ojos que no descubrí bien. ¿Eran de deseo?
- Ahora mismo- contestó el camarero haciendo una mini reverencia y marchándose.
Miré la carta y había cosas bastante apetecibles, pero se me antojó algo; una ensalada de espinacas, mango y pollo en tempura. De segundo plato, me pedí unos bocaditos de polenta rellenos de pisto con fondue de queso. Justo cuando cerré la carta regresó el camarero. Poseía en la mano derecha un vino tinto llamado Exún Pasión. Nos lo sirvió en la copa. Mientras que Joseph pedía lo que queríamos; y yo se lo iba diciendo, probé el vino. Estaba buenísimo. El camarero dejó la botella en la mesa y se fue con las cartas. Joseph me miró a los ojos y me sonrió. Le devolví la sonrisa.
- Te estarás preguntando para que te he traído aquí- comenzó aun sonriendo.
- ¿Para hablar?- contesté con un poco de obviedad y asustada por lo que querría hablar conmigo.
- Sí- rió- , para hablar seriamente- continuó sin quitar esa sonrisa de la cara. ¿Qué hacia tanta gracia? ¿Disfrutaba con mi sufrimiento o qué?
- Pues hablemos. Soy todo oídos- le incité para que continuara. Me estaba desesperando con tanta intriga.
- Llevamos dos meses y creo que he aguantado suficiente. Necesito que unamos nuestros cuerpos. Te deseo y no puedo controlarlo más- empezó a hablar con un tono de desesperación que intentó ocultar sin éxito.
- Ya sabes que no estoy muy segura. Tengo miedo de que me dejes como los anteriores- le dije un poco triste.
- Yo te he demostrado que no soy así. He esperado estos dos meses por ti, porque te quiero; y quería que esto fuera especial, por eso te he traído aquí. Quiero demostrarte que eres especial para mí. Por favor- comentó afligido, pues en los ojos se le veía desesperación.
- Te entiendo; y créeme que yo también tengo ganas.
- Por favor.
- Hacemos una cosa. Primero disfrutamos de la comida, y ya veremos que sucede, ¿vale?- intenté animarlo; y ya de paso, darme tiempo a pensarlo bien.
- Bueno, pero esta noche no te me escaparás. Tenlo por seguro- terminó la conversación con una sonrisa lujuriosa.

12 comentarios:

  1. ta quedao genial mi niñaa!! me ha encantadoo veras la 2º parte xDDD abrá k rectificar para la proxima poner tnatos detalles jajaja leccion aprendida =P tqq guapaaa escribes genial y las dos juntas lo rematamos

    ResponderEliminar
  2. Estaa chulisimoo quiero sabeer que pasa en el proximo!!!
    Seguir asi ! :D un beso !

    ResponderEliminar
  3. jajajajajajaa!!!! ay cristina, cristina... tu y yo juntas, haciendo lo que mas nos gusta... somos las mejores, jajajaja!! nos va a kedar.... todo genial!!! y... ya ke lo hacemos todo perfecto y nos keremos mucho a nosotras mismas... estamos demostrando que no tenemos abuela, ya que nos echamos piropos nosotras que ellas!!!!^^

    the last Night... me alegro de verdad que te guste.... y espero de verdad ke el siguiente os guste más!!!

    cristina, no he dado tantos detalles, solo keria k la gente se imaginara ese lugar tan bonito de ensueño y tan mágico!!! he dado detalles de algo tan normal, como es la decoracion y las cosas k tiene!!!^^
    besos y... espero k arrase esta historia!!!xD

    ResponderEliminar
  4. ah!!! se me olvidaba!!!! te Quiero cristina!!!xD

    ResponderEliminar
  5. jajjaaja estas loquisiimaaaaaa!! xDD te quiero Bea!!! ya ves menuda historiaaacaaaa. jjajaja llevas razón no has dado muchos detalles ;)

    ResponderEliminar
  6. me encanto Bea esta genialll!!!!!!! es una pasadaaa, deseandoo ver el otro cap q supong q le toca a Cris nnn? besitoss a las dosss sois genialess o kieroooooo wapaaaas

    ResponderEliminar
  7. Chicas, formais un equipo estupendo !!! Quiero leer mas. Besis. (L)

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. haber!!! expliko!!! el primer capitulo, las dos partes, lo ha escrito cristina!!! y el capítulo 2, las dos partes, lo escribo yo!!!!:D
    me alegro que os guste!!!! cada capítulo lo escribimos kien le toke, pero lo dividimos en dos, para k no se haga tan pesado y sea mas intrigante e interesante!!! besitos

    ResponderEliminar
  10. muy bien explicado Beaa jajaja asi es Manoli me alegro que os guste a todas =)

    ResponderEliminar
  11. yo esque me expliko de maravilla =D (ironia)xD me expliko mejor en las historias, a ke si¿? verdad se nota¿?^^

    ResponderEliminar
  12. me encanta :) lo acesi genial preciosas :D

    ResponderEliminar